LA BATALLA DEL VINO

Navegando por la red y de cara al verano me encuentro con propuestas muy interesantes relacionadas con el Patrimonio de las tierras de España. Mires en la dirección que mires, al norte al sur al este o al oeste, esta península nuestra y sus islas, Baleares y Canarias ofrecen a cada paso, en cada rincón, oportunidades y riqueza de todo tipo para ser visitadas, para ser paladeadas, para gozar con los sentidos y con el corazón, para teñirte de colores, para añadir recuerdos y experiencias a la memoria personal, familiar y social.

Labrujulazul marca una dirección precisa  que me lleva a sobrevolar en esta ocasión por algunas de las muchas propuestas que nos presentan las tierras de LA RIOJA.

Dentro de la página web  de la Comunidad Autónoma de  La Rioja encontramos un  Calendario de fiestas, ferias y tradiciones de La Rioja  en www.culturaderioja.org que te interesará brujulear y que puede resultar muy interesante para organizarte.

Hay mucha actividad cultural interesante, pero dada la cercanía en el calendario me dirijo directamente hasta la Batalla del Vino  que se celebra cada 29 de junio en la ciudad de Haro.

Dentro de las Fiestas de Haro, dedicadas a San Juan, San Felices y San Pedro, a finales de Junio, se encuentra la Batalla del Vino. Año tras año, durante la mañana del 29 de junio, día de San Pedro, la Batalla del Vino se desarrolla en el paraje de los Riscos de Bilibio, donde vivió y falleció Felices de Bilibio, maestro de San Millán de la Cogolla.

Desde la página de la riojaturismo.com nos cuentan que el origen histórico de este litigio se encuentra en un conflicto territorial entre dos localidades vecinas, la burgalesa de Miranda de Ebro y la riojana de Haro, por la posesión de la zona de los riscos de Bilibio.

Este enclave fue un castillo medieval situado sobre algún baluarte prerromano, y el lugar desde donde se inició la Reconquista de las tierras peninsulares a los árabes. En estos riscos residía San Felices, maestro de San Millán de la Cogolla, y allí se levantó una ermita para recordarlo.

Por la disputa de este sitio y para mantener su dominio territorial, deben acudir los vecinos de la villa riojana de Haro cada fecha de San Pedro, el 29 de Junio a los riscos de Bilibio. Allí el Regidor Síndico de la villa jarrera colocará en la parte alta de estas peñas el pendón de la ciudad, en señal de posesión. Si los jarreros faltaran un solo año a esta cita perderían el dominio de la zona  que  pasaría entonces a ser jurisdicción de la vecina Miranda de Ebro.

La Batalla del Vino tiene su propia web en la que puedes informarte de la evolución de la fiesta y de las reglas y consejos que se dan a los visitantes que se deciden a batallar y otras cosas entre ellas la historia de la fiesta que  difiere un poco de la anterior.

Según los organizadores  de esta roja Batalla del Vino todo empezó tras la muerte de San Felices de Bilibio a mediados del S. VI. Los habitantes de la zona comenzaron a visitar la cueva de los Riscos de Bilibio, en la que se encontraban enterrados sus restos. Durante muchos siglos peregrinaron de manera desorganizada, dadas las numerosas dificultades que la realización de este culto en tales épocas exigía.

Pero, con el paso del tiempo, este peregrinar se convirtió en algo tan popular que, hacia el S. XV, el Concejo de Haro animó al pueblo a organizar de forma oficial la romería a los Riscos de Bilibio.

En el siglo XVIII se construye la  primera ermita en los riscos y comienza a normalizarse la costumbre de la romería entre los pueblos vecinos.

Los bautizos de vino comenzaron a practicarse a finales del siglo XIX, y se les llamó remojones de vino porque era el elemento que se utilizaba como munición, el origen bien pudiera haber estado en una acción aislada protagonizada por algún romero -“…probablemente a algún parroquiano se le ocurrió la feliz idea de refrescar con el vino de su bota a su vecino de mesa”… este simple y divertido hecho cambiaría para siempre, el futuro de estas tierras. Comenzaron los bautizos de vino y con ellos nacía La Batalla del Vino.

A pesar de las historias sobre sus orígenes difieren un poquito, lo importante es que la fiesta permanece, con el paso de los años brindando la ocasión, tanto al foráneo como al visitante, de pasar un rato estupendo, bañados en el jugo rojo y vívidamente sabroso que da la tierra riojana.  Además, La Batalla del Vino es desde el 22 de marzo de este año 2011, Fiesta de Interés Turístico Nacional

 Como dicen en Haro:

“La historia de esta fiesta es una fiesta

a través de nuestra Historia”.

RECUERDA

LA BATALLA DEL VINO

29 de junio de 2011 en Haro (la Rioja)

 ¡Qué no se te escape!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s