MUSA – Museo Subacuático de Arte

Protección y  Conservación  de  Entornos Naturales a través de la Cultura y el Arte

Hoy he descubierto el Museo Subacuático de Arte más grande del mundo. Se encuentra  en Cancún, México, y expone  más de 450 esculturas  de tamaño natural  cuyos modelos fueron personas reales  elegidas para conformar una muestra de la sociedad humana. Una vez realizadas las réplicas exactas, las figuras fueron sumergidas  y distribuidas en 420 hectáreas de suelo marino, para el deleite del turismo submarino que visita la zona.

El MUSA  expone la obra Evolución Silenciosa del artista británico Jason de Caires Taylor en las profundidades del área situada en el Parque Nacional Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Punta Nizuc. Para este proyecto, de dos años de duración, han sido necesarios 120 toneladas de cemento, 400 kg de silicona, 3.800 metros de fibra de vidrio, 18 meses de intenso trabajo con más de 120 horas de trabajo submarino y un equipo muy comprometido con la idea y lo que representa. La técnica desarrollada por el autor de la obra,  ha permitido crear figuras de tamaño natural que conservan los gestos y posiciones de los modelos originales, humanos y animales.

Las esculturas colocadas sobre pesadas basadas de hormigón, fueron  hundidas a más de 10 metros de profundidad  y cada  pieza fue asegurada a la superficie rocosa del lecho marino  para evitar que pudieran ser movidas por el oleaje de la zona. El Museo Subacuático de Cancún puede contemplarse desde el fondo marino, pero también  puede verse desde el aire ya que el conjunto de las piezas sumergidas forma la silueta de un ojo humano gigante  que lo hace visible  a gran altura sobre el mar. La enorme obra escultórica MUSA, colocada cerca del arrecife coralino,  es en realidad un pecio artificial  que favorecerá la vida marina y la creación de nuevos corales  y animales sobre las esculturas, ayudando a consolidar el hábitat marino ya existente.

El proyecto  fue promovido y apoyado por la Secretaria de  Medio Ambiente de México, la Dirección del Parque Nacional y  la Asociación de Náuticos de Cancún con el objetivo de conseguir  mantener intactos los arrecifes naturales de coral, desviando la atracción turística  hacia los arrecifes artificiales artísticos  creados por Taylor. Con esta espectacular idea se consiguen los objetivos de protección sobre el arrecife natural y su entorno submarino, se brinda una espectacular visita a los miles de turistas que visitan anualmente la zona  y se promueve el concepto de Protección y  Conservación  de los Entornos Naturales a través de la Cultura y el Arte.

Jason de Caires Taylor, el autor de MUSA – Evolución Silenciosa, nació en 1974 de padre inglés y madre guayanesa. Creció en Europa y Asia, donde pasó gran parte de su infancia explorando los arrecifes de coral de Malasia.  Fue educado en el sureste de Inglaterra,  se graduó en el Instituto de las Artes de Londres en 1998 con un BA con honores en escultura y pasó a convertirse en un completo instructor de buceo y naturalista subacuático. Con más de 17 años de experiencia de buceo en su haber, Taylor es también un reconocido y premiado fotógrafo submarino, famoso por sus impactantes imágenes que captan los efectos  que el océano genera en sus esculturas sumergidas.

En 2006, Taylor fundó y creó el primer parque  de escultura submarina, Moliniere Bay frente a la costa de Granada en las Antillas, considerado como una de las 25 mejores maravillas del mundo según  National Geographic.

Su última creación es MUSA (Museo de Arte Subacuático), un museo monumental con una colección de más de 450 obras escultóricas, sumergidas frente a las costas de Cancún, México, uno de los destinos turísticos más exclusivos.

Estas dos ambiciosas obras públicas permanentes tienen un objetivo práctico y funcional que facilita las interacciones positivas entre las personas y los  frágiles hábitats submarinos, desviando y bajando  la presión  ejercida por las numerosas visitas a los recursos naturales.

El arte de Taylor es una paradoja de la creación, construido para ser asimilado por el océano,  se transforma de objeto inerte en algo vivo gracias a la colonización del coral  y de las especies vegetales y animales submarinas convirtiendo la intervención humana en algo positivo y alentador. Numerosas publicaciones y documentales  de todo el mundo se han hecho eco de  su extraordinario trabajo, un arte de  naturaleza efímera, cambiante y dinámica  que fluctúa con el mar.

Sus proyectos de arte público no son sólo ejemplos pioneros de éxito de la conservación marina, sino obras de arte de inspiración que buscan fomentar la conciencia ambiental, promover el cambio social y  que nos llevan a apreciar la impresionante belleza natural del mundo submarino.

Taylor reside  actualmente en Cancún, México, donde trabaja como fundador y director artístico del Museo Subaquatico de Arte (MUSA).

FUENTES:

MUSA ; Jason de Caires Taylor, National Geographic

Anuncios

Una respuesta a “MUSA – Museo Subacuático de Arte

  1. Elena San Martín

    Definitivamente visitar el museo subacuático es una experiencia única, no sólo porque se pueden admirar las 400 esculturas submarinas sino también porque se puede disfrutar de la amplia variedad de peces del arrecife de Cancún. ¡Un “Must” si se viene a la Riviera Maya!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s